Saltar al contenido
Gestoria y asesoria

Confección de nóminas: importancia de un buen servicio asesoria laboral

nómina

Conocemos como nóminas al salario mensual que reciben los trabajadores, de ahí la gran importancia que tienen para estos. Pero la nómina no sólo contiene el salario que recibirá el trabajador por el esfuerzo entregado al empresario, sino el importe que en concepto de retención está pagando el empresario en su nombre a Hacienda, o lo que está cotizando a la Seguridad Social y en función de lo cual va a recibir pensiones de esta en un futuro.

La confección de las nóminas es por lo tanto una tarea esencial en la relación existente entre el empresario y el trabajador y entre estos y la Administración y para lo cual el empresario debe haber recibido un correcto servicio profesional de asesoría laboral.

Sin perjuicio de que existe un modelo oficial de nómina desde el año 2014, las empresas y asesorías laborales, en función de los programas que utilicen podrán hacer uso de diferentes modelos que no obstante serán muy similares. Por ello es importante conocer cual es el contenido y estructura de las nóminas para saber qué significa cada apartado y sobretodo poder advertir si lo que se está recibiendo o entregando es correcto.

La nómina tiene un contenido esencial que debe ser respetado para cumplir con la legislación vigente, por lo que la confección de nóminas no puede dejarse en manos de cualquiera sino confiárselo a una asesoría labora profesional.

En primer lugar se identificará a la empresa, el centro de trabajo donde se prestan los servicios y el Código de Cuenta de Cotización en el que está incluido el trabajador. Este código es obtenido por la empresa cuando vaya a contratar a su primer empleado en la Seguridad Social y bajo el mismo deberán ser dados de alta en principio todos los trabajadores.

Después deberán constar los datos identificativos del trabajador, incluido el Número de Afiliación a la Seguridad Social (NAF), que es el número que lo identifica en este organismo, el tipo de contrato que ha suscrito, la categoría profesional o nivel que desempeña dentro de las existentes en la empresa, grupo de cotización en el que se le encuadra y la antigüedad en la empresa, o la fecha cuando entró en la empresa.

Inmediatamente después nos encontramos con el periodo de liquidación al que corresponde dicha nómina, del 1 al 30 o 31 del mes que corresponda siempre, y el total de días trabajados, y los Devengos y deducciones.

Los Devengos son las percepciones salariales y extrasalariales que forman el salario bruto de cada trabajador y que dependerán de los pactos individuales que se hayan alcanzado entre trabajador y empresario, así como por el Convenio Colectivo que sea aplicable al caso concreto, que será analizado por la Asesoría Laboral a la hora de proceder a la confección de las nóminas.

Las deducciones, que minoran el devengo para calcular el importe liquido de salario que recibe el trabajador, no son otra cosa que importes que el empresario paga en nombre del trabajador a la Agencia Tributaria y a la Seguridad Social.

Ambas deducciones son calculadas aplicando un porcentaje a una base que no tiene porqué coincidir entre ambas ya que hay conceptos que sí son cotizables para Seguridad Social pero no se integran en la base del IRPF. Bases que, diferentes o iguales, son detalladas al final de la nómina, pudiendo comprobar el trabajador que el empresario está pagando en su nombre los importes correctos tanto a la Seguridad Social como a cuenta de su Renta.

No debemos olvidar en todo caso que el único responsable del pago de las cotizaciones es el Empresario.

De ahí la importancia que la confección de nóminas supone para una empresa, la cual no duda en acudir a los servicios de una asesoría laboral para proceder a ello. Sobretodo a la hora de calcular correctamente la base de cotización, que con el pago correspondiente tanto del trabajador a través del empresario, como del propio empresario, se cumplirá con la obligación de cotizar.

Ni las bases ni los porcentajes a aplicar responden a la misma normativa, por lo que es necesario un conocimiento específico de la materia, el cual ofrecemos desde GESTORING a todos nuestros clientes como Asesoría laboral para la confección de nóminas, liquidación de Seguros Sociales y cualquier trámite necesario para la gestión del personal de su empresa.

Esta web utiliza cookies para una mejor navegación    Más información
Privacidad