Cuando un emprendedor tienen una idea de negocio y quiere llevarla a cabo, hay dos formas de dar de alta el nuevo negocio: darse de alta como autónomo persona física o como autónomo societario. Hoy vamos a hablar de la figura del autónomo societario y sus derechos a la hora de entrar en una S.L

La sociedad limitada( S.L) es la forma más común aquí en España de constituirse como sociedad. Hay que recordar que en este tipo de sociedades, el capital mínimo son 3000€. Estos tres mil euros se pueden aportar en dos formas: bien en dinero metálico o bien en especie( ya sea un local, maquinaria, equipos, etc).

Cuando se está constituyendo la sociedad hay que establecer un órgano administrativo, que debe indicar el cargo asignado dentro de la sociedad y el salario correspondiente que se va a percibir.

Una vez realizado todo el procedimiento de constitución de una S.L, ya puedes decir que eres administrador o socio de una S.L y es el momento que tienes que saber que posees una serie de derechos dentro de la sociedad constituida.

Os vamos a explicar cada uno de ellos y son los siguientes:

  1. Tendrás derecho a participar si se vende la sociedad en un futuro o si hay repartos de beneficios en forma de dividendo. Tu voto será proporcional al número de acciones que tengas asignado dentro de la sociedad.
  2. Tendrás derecho a votar en la toma de decisiones de la empresa, siempre de acuerdo al número de acciones que tengas.
  3. Tienes derecho preferente en compra de acciones cuando hay una ampliación de capital o cuando un socio quiera vender sus participaciones a un tercero sin ser familiar o ascendente o descendiente del mismo.
  4. Tendrás derecho a supervisar la contabilidad de la empresa y toda la información financiera relacionada con la sociedad, pero sólo si tienes el 25% del accionariado en la misma.
  5. Se podrá impedir la celebración de juntas generales: se debe estar representado al 100% y si existe ausencia, hay que acudir a los estatutos sociales de la entidad.
  6. Podrás interponer acciones legales contra los administradores siempre y cuando sus tomas de decisiones te estén perjudicando.

Estos son los derechos básicos que posee cualquier socio a la hora de entrar a formar parte de una sociedad limitada. Existen otros como cuando tiene un tercio de las acciones o cuando tienes dos tercios, pero eso lo dejamos en otro post más adelante.

En Gestoring tenemos asesores expertos en constituciones de sociedades limitadas. Si quieres que te asesoremos, no dudes en consultarnos.