El IVA es un impuesto muy común para las pymes y autonomos. Es un impuesto indirecto que grava el consumo de bienes y servicios.

Este impuesto se compone de varios tipos de porcentaje. El IVA superreducido seria del 4% que , sobre todo, es para bienes de consumo básico como alimentos, sector hostelería, etc. El IVA del 7% seria el tipo de impuesto reducido y el de 21% seria el tipo general, que comprende sobre todo el sector servicios.

Hay que decir que algunos sectores están exentos de IVA. Por ejemplo, una empresa de servicios de ambulancia, está exenta de IVA, pues su actividad está comprendida en el sector sanitario. Al igual que una empresa que imparte cursos de formación, también están exentas de IVA, pues la formación no lleva IVA.

Cuando decimos que están exentos de IVA, esto quiere decir que en sus facturas emitidas no deben de añadir una cuota de IVA, sino que ésta sería de cero. Y con las facturas de gastos tampoco tienen derecho a soportar ni pedir la devolución del IVA.

Un caso en concreto es que si un autónomo ejerce dos actividades y una de ellas está exenta de IVA y la otra no, tendría que estar en prorrata, es decir, declararía siempre un porcentaje del IVA repercutido y soportado. Habría que hacer un cálculo sobre la situación de dicho autónomo para calcular los porcentajes.

Para calcular un iva normal cuando la actividad no está exenta del mismo, solo hay que calcular la diferencia entre el IVA devengado y el IVA repercutido. Si el resultado es positivo, habrá que ingresar el IVA en Hacienda y si es negativo, tendremos como una especie de “crédito” para posteriores trimestres. Al final del año, si el resultado es negativo podremos solicitar la devolución del mismo.

Hay que tener en cuenta que el plazo para presentar el IVA es por trimestre, por regla general. Hay excepciones que cuando una empresa genera muchos registros de facturas, lo tendrá que hacer mensualmente junto con el SII.

Los dos modelos de IVA a presentar en HAcienda es el modelo 303 y el 390. El modelo 303 es la autoliquidacion o liquidación del IVA y el modelo 390 es una declaración informativa en la cuál hay que incluir todos los datos de IVA de todo el año.

En Gestoring somos expertos en asesorar a empresas y autónomos para declarar el IVA o cualquier otro impuesto importante en su actividad. Pueden ponerse en contacto con nosotros.