www.gestoring.es Saltar al contenido
Gestoria y asesoria

La empresa no me paga en este año 2022, ¿qué hago?

la empresa no me paga

Puede darse la ocasión de que la empresa no me abone la nómina o alguno de sus complementos, es decir, que la empresa no me paga. Si se da este caso tienes todo el derecho a reclamar lo que la empresa te debe a través de una conversación con tus superiores.

Si sigues sin cobrar después de una reunión con ellos deberás ponerte en manos de un abogado laboralistaexperto en reclamaciones de cantidad para iniciar los procesos de una denuncia por impago. 

No obstante, si tienes miedo que te echen por reclamar lo que te pertoca solo te queda una opción: debes continuar trabajando en dicha empresa, presentando a la vez una demanda solicitando la extinción del contrato laboral por incumplimiento grave

Aparte, tienes también el derecho de demandar lo que te deben más una indemnización de 33 días de salario por año trabajado.

¿Por qué la empresa no me paga?

Hay muchos motivos por los cuales una empresa no me paga como trabajador. Entre ellas puede haber una mala situación económica de la misma, resentimientos con el usuario de la nómina, reducción forzada de plantilla u otros.

En el caso de impago procedente a un despido, primero, y según el Ministerio, la empresa debe comunicar por escrito la decisión que se ha tomado respecto a la continuidad del trabajador. Esos motivos siempre deben constar sobre papel junto con la fecha oficial del despido en cuestión.

Si es un despido por causas objetivas, en el documento escrito la empresa deberá constatar el importe de la indemnización y su intención de ponerse a disposición del trabajador para que le sea entregada toda la documentación por escrito, a no ser que sea imposible, cosa que no les exime de justificar el impago por otras vías. 

El trabajador debe reclamar siempre una carta de despido en caso de que la empresa no quiera o olvide dársela, si no, esta puede alegar que su terminación de los servicios laborales vienen dados por un abandono de su puesto de trabajo, cosa que niega toda indemnización. 

En caso de despido verbal es de importancia absoluta reclamar también la carta de despido, pues podría producirse el contexto antes mencionado, cosa que provocaría en el trabajador problemas legales y no podría cobrar la parte que le pertoca.

Qué hacer cuando se produce un impago de nómina, cuando la empresa no me paga

Muchos trabajadores, al sentirse intimidados por la posibilidad de perder el trabajo u otras consecuencias legales, no son capaces de reclamar el dinero que se les debe por parte de la empresa, normalmente en forma de impagos de nómina. 

Si se decide presentar una denuncia o reclamación demandando el dinero que se le debe, el trabajador no debe sufrir por su integridad laboral, pues si la empresa le echa por ello, y se demuestra que así ha sido, el despido es declarado nulo, cosa que obliga a los empresarios a readmitir esta persona de manera ipso facta

Para poder realizar una demanda por impago de nómina es muy importante ponerse en las manos de un buen abogado laboralista que te pueda proteger como trabajador. 

Si bien no es obligatorio tener uno para presentar dicha denuncia, es muy recomendable contratar a uno, pues una buena defensa siempre ayudará en asesoramiento y procedimientos legales.

Si acabas presentando una demanda para obligar a la empresa a que te pague, esta debe ser presentada al Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación. Disfrutas de un año para hacerlo desde el momento que se produce el impago.

En caso de que, incluso así, no se llegue a un acuerdo, el siguiente paso es avanzar hacia la vía judicial. 

Cuando el empresario no te paga el salario durante tu estancia laboral

Puede darse el caso que, incluso durante el período de trabajo, la empresa o empresario se niegue a pagar el sueldo, y si bien puede venir también por motivos económicos o personales, hay que saber qué hacer en estos casos.

La primera opción y más evidente por parte del trabajador es presentar una reclamación por cantidad por los salarios

Como segunda opción se puede reclamar extinguir el contrato laboral con dicha empresa y que resulte en un despido procedente con derecho a indemnización y paro cuando los impagos se producen desde hace tres meses. 

Como tercera y última opción cabe la posibilidad de poder denunciar a la empresa o empresario al Ministerio de trabajo o Seguridad Social, provocando que estos inicien los trámites para una Inspección de trabajo. 

Para este tipo de servicios, es mejor que te asesores con profesionales. Un abogado laboralista te ayudará a defender tus intereses frente a la empresa donde has estado trabajando.

Esta web utiliza cookies para una mejor navegación    Más información
Privacidad