Saltar al contenido
Gestoria y asesoria

Pago fraccionado del IRPF. Qué es, plazos y cómo se calcula

IRPF

Cuando una persona realiza algún tipo de actividad económica por cuenta ajena debe declarar sus ingresos y pagar el IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas).

Dentro de nuestras obligaciones con el IRPF están los pagos fraccionados a cuenta. Estos son aportes que deben realizarse en momentos puntuales del año a la Hacienda Pública.

Este es un porcentaje del total de los beneficios que se han obtenido como consecuencia de tu trabajo. Puede ser en algunas de las siguientes modalidades: empresas individuales, emprendedores de Responsabilidad Limitada, o Comunidades de Bienes Sociedad Civiles.

Por lo tanto, los socios, herederos o comuneros necesitarán pagar este proporcional.

Cuánto y cómo se debe pagar de IRPF

Para saber cuánto es el importe final que deben pagar, tienen que presentar ante Hacienda los correspondientes modelos 130 o 131, debidamente rellenados. En el caso de aquellos profesionales cuya liquidación sea de Estimación Directa, tendrán que utilizar el número 130.

El 131 es para los que declaran Estimación Objetiva. Cabe destacar que existen diferencias entre un modelo y otro y hay un por qué par utilizarlos. Se deben definir en el inicio de la actividad.

Estimación objetiva

También se conoce como módulos. Se trata de una forma de tributación que se desarrolla en función de una serie de parámetros. O sea, se calculan los beneficios de la actividad en función de los medios de producción, metros cuadrados del local, personal, consumo, etc.

Estimación directa

Por otro lado, este porcentaje se detrae de los rendimientos reales que se tienen a lo largo de un año. Por lo tanto, si tenemos que hacer una estimación directa para darle un porcentaje a Hacienda por pago fraccionado será de un 20%.

O sea, tendremos que dar en las fechas señaladas el 20% de las ganancias. El pago fraccionado en este tipo de estimación será del 4% en el caso de que se tenga más de un empleado, un 3% si solo se tiene uno y un 2% sino se tiene ninguno.

El importe total se verá compensado porque se darán una serie de aportaciones derivadas de retenciones ingresos a cuenta que se darán en el período de la declaración.

También tendrán que mostrarse los modelos 130 o 131, con información lo más detallada posible. En los meses de abril, junio y octubre del 1 al 20 de cada mes. En cada uno de estos meses, se deberá exponer un resumen del trimestre al detalle.

El pago fraccionado que se paga entre el 1 y el 20 de abril corresponde al rendimiento que obtuvo la empresa en los meses de enero, febrero y marzo.  El plazo del siguiente trimestre es mayor, ya que coincide con las declaraciones anuales. De esta manera, el pago fraccionado que correspondería a los meses de octubre, noviembre y diciembre podrán ser presentados el 30 de enero del año siguiente.

Personas obligadas a presentar el pago trimestral del IRPF

Todos aquellos contribuyentes de IRPF que ejerzan actividades empresariales. Cuando decimos empresariales no solo nos referimos a aquellos que van de traje y corbata, sino también a empresas agrícolas, ganaderas, forestales y pesqueras.

Todo aquel que lleve adelante una actividad profesional por su cumple y los partícipes, comunes o socios de un negocio. Hay ciertos profesional que se encuentran exentos de presentarlo.

Por ejemplo, los contribuyentes que hacen actividades agrícolas, ganaderas y forestales. Por otro lado, también lo están aquellos que no venden algo, sino que prestan servicios.

Esto será así en el caso de que en el año anterior por lo menos el 70% de sus ingresos no hubieran estado sujetos a retención. En este cálculo no están incluidas ni las indemnizaciones ni las subvenciones.

En resumen, el tener que presentar este pago fraccionado o no puede variar de acuerdo a cada caso. Te recomendamos que si eres una persona que brinda un servicio, hables con un profesional que pueda evaluar tu caso.

En ocasiones los autónomos no consultan gestores por temor a gastarse mucho dinero y finalmente acaban resolviendo multas por cantidades mucho mayores de lo que pagarían por una consultora clarificadora.

Ahora que ya sabes tus obligaciones, está en tus manos dejarte ayudar o seguir el camino solo.

Esta web utiliza cookies para una mejor navegación    Más información
Privacidad